Pa’ti la perra chica

Buenas y santas,

yo siempre pensé que “Pa’ti la perra chica” era la forma correcta para cuando uno quiere dar por zanjada una conversación intrascendente dando la razón al otro.

Esta expresión de la perra chica, como muchas otras, es herencia familiar. Yo la tengo así en mi recuerdo. Pero pensando en que podría haber una deformación de la original hice una búsqueda en Internet para intentar salir de dudas. Encontré que la más utilizada es la versión de su perra gorda. Otra evidencia de que nunca me entero bien de las cosas.

Segui buscando y en la wikipedia conocí mejor a ambas piezas. La perra chica, la “perrina”, era una moneda de 5 céntimos. La perra gorda, la “perrona”, valía 10 céntimos. Me enganché a su historia y su descubrimiento me abrió las puertas del fascinante mundo de las monedas españolas. El Escudo, el Maravedí, el Real o el Doblón siempre sonaron a monedas de películas históricas, de piratas y tesoros hundidos. Y aún hay más. La Historia de la moneda en España es apasionante.

Para saber más:
Estudios de Historia Económica del Banco de España
Historia de la Peseta

Lo que comenzó como una entrada de bienvenida al blog me ha llevado 2 días. Tengo fundadas sospechas de que me he ido ligeramente por las ramas.

Bienvenidos.

Un saludo

Anuncios